5 de mayo: Un nuevo "reto" para Saúl Canelo Álvarez


****

Si la televisión es el reino del engaño entonces el boxeo en la televisión es el principado de viejos sofistas capaces de hacernos creer, con la mano en la cintura, que A es B, sin importar la evidencia en contrario ni que la fórmula se repita una y otra vez.

En el caso de Canelo Álvarez (21 años, 39-0-1) estos sofistas, televisoras y promotoras por igual, nos han hecho creer que cada una de sus últimas peleas ha sido un reto difícil de superar. Y dado que cada vez ha salido victorioso con relativa facilidad cabe pensar dos cosas: que no eran ninguna clase de reto o que Canelo Álvarez es mejor de lo que queremos creer.

Probablemente la respuesta se encuentre a medio camino entre el buen tino para elegir oponentes que no representen un peligro real y la posibilidad de encontrarnos ante un talento real cuyo potencial no podemos todavía valorar.

De hecho, esto sería completamente lógico si no fuera porque ante las críticas se nos suele recordar que Álvarez solo tiene 21 años, y ante los halagos se pasa por alto que el nivel de competición no está a la altura de lo que tanto se halaga.

Este sábado 5 de mayo Saúl Canelo Álvarez se enfrenta a un nuevo reto en la figura de Sugar Shane Mosley (40 años, 46-7-1) en la cartelera que protagonizarán Floyd Mayweather y Miguel Cotto en el MGM Grand de Las Vegas Nevada. El lugar es el mismo en el que dos años atrás Canelo hiciera su primera aparición en el MGM para enfrentar a José Miguel Cotto, un veterano en cuya foja había dos fallidas peleas de campeonato.

Desde entonces la palabra “veterano” se ha asociado irremediablemente a la carrera del Canelo. Sus últimos diez oponentes le han llevado, en promedio, 13 años de edad, una cantidad de años que en la vida diaria podría suponer buenas ventajas pero que en el boxeo es un abismo la mayoría de las veces infranqueable. Contra Shane Mosley la diferencia será de 19 años.

¿Qué podemos esperar de la pelea este 5 de mayo? Es difícil de decir. José Miguel Cotto subió al ring superado en todos los aspectos físicos posibles, incluido un peso en el que jamás había peleado, y a pesar de ello logró conectar varias veces con su derecha, en una ocasión mandando contra las cuerdas a un Canelo que tuvo la paciencia y fortaleza para reponerse a ataque del portorriqueño. Cotto no tuvo más posibilidad que esa derecha, exactamente la misma posibilidad que, dada la evidencia mostrada ante Mayweather, poseerá Mosley este 5 de mayo. Por su parte Ryan Rhodes y Kermit Cintron representaban, al menos en el imaginario público, un peligro real. A Rhodes, un veterano resistente, Álvarez lo detuvo en el doceavo round, y a Cintron, avasallado y de por sí nunca un gran peleador en las 154 libras, en el quinto. En cuanto a Baldomir y Lovemore N’dou, Canelo se enfrentó a peleadores que se encontraban más allá del concepto de veteranía, superados en absolutamente todos los aspectos y claramente guiados por una buena paga más.

Así que la pregunta para los promotores de Canelo vs. Mosley es doble: ¿Cuál será su justificación si por las razones que sean Mosley logra detener al Canelo? y ¿qué significaría una eventual victoria, o incluso nocáut, sobre un peleador cuya última fase competitiva se remonta a 2007?

¿Volveremos a escuchar que a pesar de contar con un cinturón y todo el apoyo posible sigue siendo solo un chico de 21 años? ¿Diremos que vencer a un peleador acabado es la clase de proeza y reto digna del nuevo ídolo mexicano?

Canelo, sin duda, tiene un futuro brillante, apoyado por Golden Boy, Televisa y HBO, y dueño desde su debut de un carisma innegable. Sería una locura exigir que quienes dirigen su carrera no lo protegieran, pero al mismo tiempo los aficionados tienen derecho a no ser tratados como espectadores de Dora La Exploradora.

Finalmente se debe aceptar que a los 21 años Saul Álvarez ha conseguido lo que muy pocos hombres pueden lograr incluso en el transcurso de toda una vida. Sí, ha logrado permanecer invicto en 40 peleas profesionales frente a boxeadores como Carlos Baldomir o Matthew Hatton, pero ¿qué es más grandioso que salir con Miss México a los veinte años de edad?

****

Mauricio Salvador es Director editorial en Esquina Boxeo y Director en Revista Hermano Cerdo. Se le puede encontrar en Facebook y tambien en Twitter utilizando el nombre @mauriki.

Tags: Boxeo En Espanol JUNIOR MIDDLEWEIGHTS Miguel Cotto Saul Alvarez Shane Mosley

  • thenonpareil

    Hola Mauricio,
     
    bien escrito, como siempre.
    En mi opinión–y en mi español limitado–esta pelea es una violación de los derechos humano de Mosley. 
    Álvarez tiene mucho apoyo sin haber logrado mucho en el ring.  Este es el boxeo moderno en pocas palabras. Sin embargo, Álvarez no puede ser criticado por seguir en el camino de todos los demás.
    Álvarez también tiene el pelo rojo y eso si es muy importante, creo yo. 
    Pero, debo decir, ¡que me gusta mucho Miss México!