Nada que probar: Erik Morales vs. Danny Garcia

image: Naoki Fukuda

****

El retorno al ring, solía decir McIlvanney, es, más que una tradición, una aflicción. Para los aficionados es una manera muy efectiva de comprobar el paso del tiempo. Un día descubren que se han convertido en personas adultas en proporción directa al deterioro del héroe de su juventud.

Podemos lamentar que tantos boxeadores decidan regresar al ring incluso cuando su integridad física está de por medio, pero en el mundo del boxeo, donde nada realmente funciona bajo los parámetros de la normalidad, estos enloquecidos veteranos se convierten, invirtiendo el mito, en las víctimas propiciatorias que permiten la vitalidad y continuidad del deporte.

Erik Morales (35 años, 52-8) no es esa clase de veterano. No sube al ring para que un joven peleador encuentre certezas o para cobrar un cheque más. En su caso, la respuesta es más sencilla: le gusta pelear. En el ring es expansivo, intenso, feliz, tan feliz como una persona que en su amor por el mar nada en aguas abiertas, ignorante de que la orilla ha quedado muy atrás.

Este sábado 24 de marzo en la Arena Reliant de Houston, Texas, Danny Garcia (24 años, 23-0) subió al ring en busca de sus propias certezas y del campeonato de los superligeros de la CMB. Se suponía que su juventud, fuerza y velocidad serían determinantes para vencer al viejo Morales. Ahora sabemos que con “El Terrible” nunca hay nada escrito. Después de todo hablamos del mismo Morales que ganó su primer campeonato en 1997, cuando Garcia tenía apenas nueve años; el mismo que después de haber peleado contra boxeadores como Zaragoza, Espadas, Barrera y Pacquiao se retiró en 2007, el año en que Danny Garcia debutó como profesional.

Este sábado Danny Garcia ganó por decisión unánime pero lo hizo de tal manera que el público recordó, momentáneamente, que hay una diferencia real entre un gran boxeador, incluso uno sombra de sí mismo, y un simple buen boxeador. Que el primer tercio de la pelea se haya desarrollado en el centro del ring se debió al ritmo impuesto por Morales, quien buscó economizar sus movimientos y mantener a distancia a Garcia. Durante esos primeros rounds fue la sabiduría boxistica de Morales la que lo mantuvo en la pelea, engañando a Garcia para conectar sus golpes de poder o arrinconándose a propósito contra las cuerdas para obligar a Garcia a atacar y así lograr contragolpearlo. Garcia lanzaba golpes muy amplios para golpear desde fuera a Morales y aunque en sus combinaciones sus últimos golpes quedaban fuera de distancia, su esquina y él mismo decidieron que el golpeo al cuerpo era la clave para acabar con Morales. Así, fue su potencia, si no el método y la convicción, lo que finalmente decidió la pelea.

En el onceavo round, urgido por su esquina, Morales lanzó un ataque con la intención de noquear Garcia. Al hacerlo quedó abierto y Garcia conectó una izquierda corta justo en la barbilla de “El Terrible”. Este fue a la lona, logró levantarse y sobrevivir.

Garcia ganó con una amplia ventaja en las tarjetas (117-110, 116-112 y 118-109) pero su estropeada nariz quedó como prueba de que un peleador más activo y joven que Morales habría sido un peligro real. A pesar de la victoria su tarea ahora es evaluar por qué no pudo ser más efectivo, a menos que la respuesta sea la que ofreció Morales al reflexionar sobre su oponente: “No es un gran peleador”.

Para Morales, en cambio, quizá ha llegado el momento de decir adiós. En todos estos años ha ofrecido suficiente acción y drama para justificar hasta el último centavo de cada boleto vendido. No tiene nada más que probar. Y su único obstáculo para decir adiós al boxeo es que le gusta mucho pelear, expresarse en el ring. Y todos sabemos que en la vida civil semejante afición no es permisible, ni siquiera cuando esperamos en la fila de Walmart. Y es triste.

****

Mauricio Salvador es Director editorial en Esquina Boxeo y Director en Revista Hermano Cerdo. Se le puede encontrar en Facebook y tambien en Twitter utilizando el nombre @mauriki.

Topics: Danny GArcia, Erik Morales

Want more from The Cruelest Sport?  
Subscribe to FanSided Daily for your morning fix. Enter your email and stay in the know.